Hinchadas: Barristas de la Argentina no podran ingresar a los estadios de Sudáfrica


La policía sudafricana realizó un operativo en un hotel en el que se alojan más de cuatro decenas de barras argentinos. Los días de partidos no podrán estar a menos de un kilómetro de los estadios.

La Argentina es hoy sinónimo de barrabravas en la tierra del Mundial: a los 10 hinchas deportados ayer se sumaron hoy más de cuatro decenas de violentos que no podrán ingresar a los estadios y sobre los que recaerá un exhaustivo seguimiento.

Muchos de ellos pertenecen a una de las facciones de Boca Juniors, opositora al liderazgo de Mauro Martín, por ahora jefe de La Doce, que momentáneamente no tiene previsto ir a Sudáfrica para cuidar su espacio.

El titular del SUBSEF, Pablo Paladino, confirmó que en el operativo le advirtieron a los hinchas que si no cumplen con la exigencia "serían juzgados en Sudáfrica para luego ser deportados".

Sin tickets ni dinero suficiente, los policías tomaron fotografías de los pasaportes, a partir de la lista que la SUBSEF le dio a Hugo Lompizano, el comisario que encabeza el lote de ocho Policías Federales, que están en Sudáfrica haciendo logística en el seguimiento a los barras.

Fuentes diplomáticas y del gobierno argentino negaron tener información de que la policía sudafricana haya actuado sobre los barras por incidentes en la vía pública, saliendo así al cruce de trascendidos que flotaban desde las primeras horas de hoy.

Por su parte, el condenado Roldán, el capo de Central, Andrés "Pillín" Bracamonte y el moyanista jefe de la barra de Independiente, Pablo "Bebote" Alvarez -deportados ayer- emprendieron junto a otros siete referentes de la pesada tribuneras el viaje de regreso a las 15.12 de la Argentina en un vuelo con escalas en Luanda (Angola) y Río de Janeiro, que estaría llegando entre las 2 y 3 de la madrugada a Ezeiza.

Si bien iban a emprender el obligado regreso por "inadmisión", tal cual la definición técnica, por parte de las autoridades sudafricanas, varios de los barras habrían estado alcoholizados a la hora de la partida con lo cual un comandante de vuelo se negó a trasladarlos.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.