Curiosidades: 15 años de cárcel para ladrones en Sudáfrica



Medida busca frenar ola de robos a personas vinculadas al mundial de fútbol.Recientemente, a tres jugadores griegos les robaron dinero de su hotel, periodistas chinos fueron asaltados y hombres armados despojaron de sus pertenencias a reporteros españoles y portugueses.



Una corte sentenció a tres ladrones a un total de 34 años de prisión por asaltar a mano armada a periodistas extranjeros (dos de Portugal y uno de España) a quienes les robaron dinero, equipo fotográfico, computadores portátiles y teléfonos celulares el miércoles pasado, en una localidad al noroeste de Johannesburgo.

"No le tomó a la policía más de 24 horas para detener a estos sinvergüenzas lunáticos", dijo el ministro sudafricano de policía Nathi Mthetwa en un comunicado. "Aún más, al departamento de justicia no le tomó más de 48 horas para condenarlo. Bueno, esto es lo que hemos estado diciendo: que actuaremos con rapidez contra cualquier acto delincuencial".

Dos de los tres hombres convictos fueron sentenciados a 15 años de cárcel cada uno por robo a mano armada y el tercero a cuatro años por posesión de pertenencias robadas. Dos de los hombres son de Zimbabue y el otro de Nigeria.

Sudáfrica sufre una de las tasas más altas de violencia delincuencial en el mundo y los hurtos son una muestra de los riesgos que enfrentan los cientos de miles de aficionados presentes por el torneo.

Las autoridades han instalado 56 cortes especialmente dedicadas a tratar los casos relacionados con la Copa Mundial.

"Ningún delincuente, sea sudafricano o extranjero, aterrorizará a los ciudadanos y visitantes respetuosos de la ley durante y después de la Copa Mundial 2010 de la FIFA, especialmente porque este es un festival de un juego hermoso", aseguró Mthetwa.

Pero el sábado, la Asociación Uruguaya de Fútbol denunció que al presidente de su Mesa Ejecutiva, Ernesto Rodríguez Altez, le sustrajeron más de 4.000 dólares de la caja de seguridad de su habitación de hotel en Ciudad del Cabo.

Y un camarógrafo y corresponsal de la televisión de Nueva Zelanda fue despojado de todo su equipo en un hotel avalado por la FIFA en Rustenburgo, dijo el editor foráneo Max Hayton. Los ladrones destrozaron la puerta de su habitación de hotel cuando ambos salieron a comer, agregó. El botín fue de unos 100.000 dólares.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.