Futbol argentino: Barra bravas ajustan jugadores encañonandolos con armas


A punta de pistola, un grupo de barras irrumpió la concentración del primer equipo de Italiano, amenazó al plantel y le robó indumentaria de entrenamiento. Al futbolista Gustavo Britos le gatillaron en la cabeza



La pérdida de la categoría enfureció a los barras de Sportivo Italiano, quienes este viernes desataron su furia y bañaron de miedo y caos la concentración del equipo "azurro" en el predio de Ezeiza.

El episodio transcurrió cercano a las 20, donde un grupo de entre seis y siete barras, irrumpió la zona de concentración del equipo de Julio César Toresani. En ese instante, los inadaptados amenazaron al plantel y los llevaron a los vestuarios.

Una vez allí, los barras insultaron a los jugadores por el descenso del equipo. Entre discusiones y gritos que iban subiendo de tono con el pasar de los segundos, los hombres, quienes serían de la segunda línea del bando de Italiano, desenfundaron las armas y amenazaron a los jugadores para que se saquen la ropa del club y se la dieran.

Los jugadores, para apaciguar las aguas, cumplieron y dejaron sus pertenencias. Aunque uno de los barras fue demasiado lejos. Se acercó a Gustavo Britos y, recriminándole la bajada de categoría, le gatilló en la cabeza.

Minutos más tarde, el grupo de inadaptados se retiró del lugar como si nada hubiese ocurrido, mientras los jugadores aun se miraban despavoridos por la horrible situación que habían pasado.

El presidente del club, Salvador D´Antonio, se refirió al hecho en un diario deportivo y sintetizó: "Llevo 15 años en el club y jamás tuve un problema como este. No tienen idea lo que es ganarse el pan laburando. Están totalmente desubicados. Hay una impunidad total y ellos la aprovechan".

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.