Curiosidades: En serio nos gusta el Fútbol

Ni siquiera la emotiva presentación del campeón colmó las gradas.



Por Jaime Cordero
Periodista Diario "El Comercio"

Veo el rosario de tribunas despobladas en los estadios de todo el Perú y empiezo a convencerme de algo que sospecho hace tiempo: que a los peruanos en realidad no nos gusta tanto el fútbol. Ni siquiera la emotiva presentación del cuadro campeón del año pasado (la 'U') o la promesa de un buen partido internacional en una localidad que hace décadas no recibía un partido de copa (Juan Aurich vs. Estudiantes Tecos) lograron conmover a los aficionados y llevarlos a colmar las gradas del Monumental y del Elias Aguirre. Ni hablar del patético quorum que reunió el cuadrangular internacional celebrado en Trujillo hace unas semans: Vallejo y San Martín jugaron con menos público que el que convoca una final de Adecore o el recital de algún grupo musical de medio pelo.

Hay quienes dicen que la culpa la tiene la inseguridad o la pobreza del espectáculo. Más que razones, esos son pretextos. Barras más violentas que las peruanas hay en muchos lugares y juego mediocre en otro tanto, pero en los países que realmente viven el fútbol nada de eso impide que la gente acuda en masa a su pasatiempo de fin de semana favorito. Acá, en cambio, vivimos confundidos: no disfrutamos del fútbol, sino de sus diversos colaterales. La nostalgia, por ejemplo, y es por eso que nos encanta el showbol, el fulbito social y los partidos de viejas glorias. O el nacionalismo patriotero-absurdo, y por eso llenamos la cancha cada vez que nos toca enfrentar a Chile. Y también el morbo farandulero, y por eso vamos felices al estadio, en mancha, para apreciar a algún jugador que ha estado en la picota y gritarle cornudo, o , borracho, o drogadicto, o cualquiera que sea su presunta desgracia, amparados en la impunidad de la masa, desde luego.

El hincha que sigue a su equipo de manera incondicional -sea que juegue el clásico o contra el colero de la tabla, sea que defina el título o pelee la baja- siempre ha sido minoría en este país. El aficionado . que acude a disfrutar del juego está en franco peligro de extinción, si alguna vez existió en buenas cantidades. Por eso tenemos tantos partidos con marcos deprimentes de público. Después nos preguntamos por qué los clubes siempre andan en rojo. La verdad es que su producto tiene poca salida.

4 comentarios:

CALIGULA dijo...

Buen post Al.
Es televisado el fútbol peruano?

Al Chopin dijo...

Es un campeonato hecho a la medida de los medios que transmiten:
Directv (Proveedor de cable a nivel mundial)
Cablemágico (cable de Telefónica)

Futbolmedia dijo...

Y cuántos partidos se televisan por jornada. Estaría interesado en conseguirlos en dvd o mediante internet.

Futbolmedia dijo...

Te pongo mi email para que me digas. Gracias.
futbolmedia@gmail.com

Se ha producido un error en este gadget.