Fútbol inglés: Tarjeta amarilla por tirarse un pedo


Levi Foster se agachó para amarrarse los pasadores, y 'agredió' al árbitro, que estaba detrás de él, con su ventosidad.

El árbitro Bunny Reid, del partido entre el AFC GOP y el Apsley House de la Liga de Portsmouth, no le perdonó al jugador que se haya tirado gases y lo sancionó con una tarjeta amarilla.

Levi Foster se inclinó para colocarse la zapatilla adecuadamente, pero al hacerlo dejó un “regalito” para el árbitro, quien se encontraba detrás de él. ¿A eso se le llama juego sucio?

Pese a que el reglamento del fútbol no prevé una sanción para este tipo de casos, el árbitro del encuentro tomó el hecho como una falta de respeto y sancionó a Foster con una tarjeta amarilla.

Sin embargo, parece que después de la ventosidad, Foster se liberó porque su equipo goleó 5 a 0 al Apsley House, y él fue señalado como el mejor jugador del encuentro.

Fuente: Mirror

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que cagarse como el Levi Foster. En Argentina lo tenemos al Cabezón Gonzalez, que invita a comer a los amigos, pollo al disco y después los "despeina". Carranza disfruta los acontecimientos.

Al Chopin dijo...

Juaz! habrá que llevar al Cabezón al "pediatra"

Se ha producido un error en este gadget.