Hinchadas: ¿Sabemos jugar de locales en Perú?

Pues para mí no y eso me llega al pinxo, el hincha peruano que va al estadio es un cubo de hielo adicional a ese freezer gigante en el que se convierte el monumental. El público no alienta, sólo se remite a pifear en pleno partido, a gritar ufff uyy, o en el mejor de los casos a hacer olas humanas; por eso creo que es de los peores: hasta Venezuela que recién ha metido fierro a fondo a este deporte -pues es besibolero- presiona más.

En el último encuentro frente a la selección chilena, incluso fuera de las canchas- sucedió un hecho anecdótico pues la fuerzs policiales resguardaron a los hinchas chilenos en todo su trayecto al estadio de ate. Es de recordar que una semana antes, la ministra del interior quería cobrar a los clubes nacionales el uso de los agentes policiales; pero claro, en esta ocasión hicieron un operativo inusual sin chistar, (nunca se protegió a hinchas foráneos como tampoco barras peruanas en el extranjero han recibido protección) pero lo que llegó al colmo de la paciencia fue ver que les permitieron ingresar banderas, cosa que normalmente no se deja a los propios peruanos.

Desde el saque ya perdíamos por goleada y se plasmó en un desastroso 3-1 en la cancha (esa selección de la estrella solitaria nos pegó un baile de aquellos).
Por allí lanzaban unos tímidos gritos de Perrú, Perú u otros con el floro del pisco es peruano y demás sonseras que no ejercían una verdadera presión de hacer sentir la loca lía.

Creo que mejor es una hinchada que te alienta todo el partido y que se dedica a alentar en los 90 minutos, luego de ello se pueden lanzar a reclamar,insultar, pero pegar en pleno partido a quienes defienden tus colores patrios por más malos que sean no me parece correcto.

Y aquellos palomillas de la U Al Cristal, hubiesen organizado siquiera un banderazo o una tocada en frente de la concentración del equipo contrario. Pero como no hay amor a la camiseta y más al metálico -al menos eso me corrobora las peleas internas en la mayoría de barras a nivel nacional- difícil será encontrar un clima de euforia a nivel selección, o quizá les interese más quitar la bandera o instrumentos de tal o cual equipo adversario.

Ojala cambie y no se tome ir a ver a la selección como una peli o ir de shopping a un supermercado. Si es así mejor quedarse en casa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.